POR  QUÉ  ENFERMAMOS

 

Desde un leve resfriado hasta un cáncer, nada nos sucede al azar.

Cada enfermedad tiene sus causas.

“Enfermedad es la falta de bienestar físico y psíquico” . (OMS)

 

ESTRÉS  Y  ENFERMEDAD

 

Esta mañana he visto a un hombre joven y fuerte en la sala de espera del médico.

El confesaba que estaba enfermo, aunque tenía buen aspecto.

Ante una situación como ésta la mayoría de la gente se encoge de hombros,

pensando que estas cosas suceden porque sí, algo así como si de repente se pusiera a llover.

--¿Por qué llueve?

-- Porque sí, ¡qué pregunta tan tonta! Es normal que llueva de vez en cuando.

Sin embargo sí hay algunas causas por las que llueve y también sí hay algunas causas para que una persona en concreto enferme.

La gente suele enfermar como consecuencia del estrés.

 

EL  ESTRÉS  FÍSICO

 

Las personas sometidas al frío, al hambre, al dolor, al calor…,

si el estrés es suficientemente alto y prolongado terminarán por enfermar.

 Es el estrés físico. Un cuerpo que ha luchado largamente contra alguna sustancia tóxica como el tabaco,

el alcohol, los opiáceos o cualquier droga de diseño acaba por derrumbarse y caer enfermo.

 

EL  ESTRÉS PSICOLÓGICO

 

En el lenguaje corriente cuando nos referimos al estrés nos solemos referir al estrés psicológico

 

 

VULNERABILIDAD

 

Tanto en el estrés físico como en el estrés psicológico cada individuo reacciona  de forma diferente.

 Algunos soportan bien cierto estrés moderado, pero otros ante ese mismo estrés se descomponen, se rompen.

A esta cualidad de mayor o menor resistencia la llamamos vulnerabilidad al estrés.

Por otra parte a ese punto a partir del cual es estrés comienza a hacer daño, la llamamos umbral.

 Antes del umbral no se sufre. Las personas con umbral alto sufrirán menos a lo largo de sus vidas.

 

EL  ESTRÉS COMO DETONANTE

 

Algunas enfermedades y trastornos los heredamos de nuestros padres. Pero no automáticamente.

Nuestra dotación genética es una predisposición. Si no se dan las circunstancias favorables a la aparición de la enfermedad,

esa enfermedad no aparecerá. La predisposición genética necesita de algún detonante

que esté presente en el medio para que la enfermedad aparezca. Pues bien, es comúnmente aceptado que

el principal detonante para que la enfermedad heredada aparezca es el estrés.

 

EL ESTRÉS Y LOS TRASTORNOS SOMÁTICOS

 

Si una persona está soportando el estrés por largo tiempo y si en ese momento se hace un análisis de sangre, el estrés no aparecerá.

Sin embargo ese estrés – y más en personas con vulnerabilidad alta – generará algún trastorno somático:

en el sistema digestivo, circulatorio, nervioso…

Aún no se han descubierto los mecanismos que convierten el estrés en enfermedad.

Estos trastornos suelen denominarse “trastornos funcionales” porque solamente está alterada la función, no el órgano.

 El órgano está bien y, si desaparece el estrés, el órgano comenzará a funcionar correctamente.

 Algunos profesionales no quieren manejar este concepto ( trastorno funcional )

porque no es estrictamente científico, pero es evidente que sigue siendo práctico y útil.

 

EL  ESTRÉS  Y  LAS  NEUROSIS

 

Comúnmente se acepta que es el estrés el que genera las neurosis.

CIE-10 sigue registrando las neurosis, pero DSM-IV ha abandonado este concepto

y ha substituido las diferentes neurosis por sus correspondientes trastornos.

 Las neurosis no tienen un soporte o base demostrable en el cuerpo.

La manifestación más evidente de una situación de estrés suele ser la ansiedad

 y a partir de aquí la ansiedad misma se expresa de diversas formas.

Estas formas no son otra cosa que manifestación de la ansiedad y ésta del estrés.

Si queremos recuperar la salud el ataque directo a los síntomas (formas de neurosis),

seguirá manteniendo el sistema; lo eficaz será atacar directamente al estrés, porque allí está la causa.

Las formas de neurosis no son otra cosa que vías de salida del estrés.

Estas son las principales neurosis:

-        Fóbica

-        Histérica

-        Obsesiva (1)

-        Hipocondríaca

-        Neurasténica

-        de Despersonalización

 

(1)   Existe una Neurosis Obsesiva, un Trastorno Obsesivo-Compulsivo y un Trastorno de Personalidad de tipo Obsesivo

 

LA SALA DE ESPERA DEL MÉDICO

 

Si en la sala de espera de un médico hay 20 personas, podemos considerar que

 al menos en 10-15 pacientes el mal tiene alguna relación con el estrés. El estrés es el enemigo 1 de nuestra salud.

 

QUÉ NOS PROTEGE DE LA ENFERMEDAD

 

1-     NUESTRA RED DE APOYO SOCIAL. Nuestros familiares y amigos. La influencia de las personas que nos valoran

y nos quieren sobre nuestra salud es enorme. Cuenta tanto la cantidad como la calidad de la relación.

Con una buena red caeremos más tarde en la enfermedad y cuando estemos en ella saldremos antes.

Una buena capacidad de apego afectivo nos ayudará a formar y mantener esa red de apoyo social,

más que conveniente, necesaria para una buena salud.

 

2-     NUESTRO ESTILO DE VIDA. Un estilo de vida armónico, libre de drogas y sustancias tóxicas,

con una dieta alimenticia equilibrada y con un ejercicio físico

que compense el estilo de vida sedentaria propio de la vida urbana.

 

3-     RESILIENCIA es la capacidad para enfrentar y superar las crisis vitales,

sin arrastrar complejos ni dejar cargas emocionales ancladas en episodios del pasado,

cargas emocionales que se pueden activar ante cualquier detonador concreto por experiencias del presente,

que vuelven a meternos en nuevas crisis personales.

Las personas con buena resiliencia superan bien las crisis y son más saludables.

 

4-     BAJA VULNERABILIDAD.   Las personas con baja vulnerabilidad al estrés están mejor dotadas para llevar una vida saludable.

Supone una fuerza que evita numerosas crisis personales.

Es una mayor capacidad de resistencia que se declara muy útil para la vida de la persona.

 

Por el contrario las personas con vulnerabilidad alta tienen un umbral de resistencia al estrés muy bajo

 y fácilmente se ven envueltas en conflictos. Son demasiado sensibles.

 

5- UNA HERENCIA GENÉTICA    sin tendencias a contraer enfermedades ni trastornos es promesa de una vida saludable.

 

 

Octubre de 2012 . Mikel Martínez Antón