esquizoide.net                                       

Vivir esquizoide-2

 

1-Inadaptados

Los esquizoides somos personas que no tenemos capacidad para ser un ciudadano más,

para participar en las reuniones de los vecinos del portal o del barrio,

 para formar parte del grupo parroquial de catequesis,

 para militar con otros compañeros en un partido político o sindicato, para ir a las comidas de fin de curso

con los compañeros de trabajo... Nos es difícil encajar en la sociedad,

tanto en el mundo laboral como en el relacional.

 Vayamos donde vayamos siempre habrá personas con las que tendremos que convivir.

Lo intentaremos pero siempre irá todo forzado, chirriando,

tendremos la sensación de ser unos inadaptados.

 

2- ¿Puedo enamorarme?

No de la misma forma que todo el mundo. A lo nuestro, mejor que amor, lo llamaremos ternura.

Será un “enamoramiento” de ternura...Los esquizoides podemos tener pareja.

 La naturaleza nos recompensará con suaves emociones de complacencia, satisfacción,

 autoestima y cierto grado de ilusión. No deben esperar de nosotros que pongamos pasión,

que perdamos la cabeza, que demos señales importantes de afecto,

que expresemos nuestro amor con detalles ,

que satisfagamos a nuestra pareja con unos “te quiero”

confesados sin esfuerzo y con placer cuantas veces haga falta…

.Para nosotros será algo más difícil, pero es posible.

 De hecho algunos están casados en matrimonio estable .

 

3-Acoso

Si eres miembro de un grupo no serás objeto de acoso en el trabajo; el grupo te protegerá.

Si sabes defenderte y soltar la agresividad, si eres capaz de hacer daño

 se lo pensarán dos veces antes de acosarte.

 Pero si no tienes ni lo uno ni lo otro, si estás totalmente aislado

 y no eres agresivo cualquier mediocre te puede atacar.

 El esquizoide es un buen blanco  para hacer mobbing.

Personalmente he sido objeto de persecución por compañeros de trabajo en dos ocasiones :

 en una ocasión eran dos y en otra tres . Al tratarse de compañeros, sin autoridad  sobre mí,

 poco daño podían hacerme y poco daño me hicieron .

 

4-Sentido del humor esquizoide

Estás con algunos compañeros y/o amigos . Todos parecen de buen humor . Tienen ganas de reír .

 Uno cuenta cualquier cosa y todos ríen y se carcajean . Otro sale con cualquier ocurrencia , disparate ,

 inconveniencia , obscenidad … es igual : todos lo celebran con risas y gritos …

…y tú estás desconcertado : nada de esto te hace gracia .

---- Si te quedas impasible , posiblemente te increpen o se burlen de ti .

Además tienes la impresión desagradable de estar fuera de lugar …

 ----Si decides sobreponerte y reír como los demás , tu risa sonará falsa y esta situación tampoco te hará feliz …

 Si nuestro estado de ánimo es normal nuestro sentido del humor no se expresará en forma de carcajada

sino más bien a través de  la ironía , el sarcasmo ,  el doble sentido , el golpe de efecto ,

 el chiste inteligente , fuera de la zafiedad o grosería .

5- Una boda esquizoide

El día de mi boda, acudí a la hora a la iglesia católica de la ciudad.

También acudió la novia, vestida con traje de calle.

Las personas invitadas eran 4: una de mis hermanas, su novio, un amigo del novio y una amiga de la novia.

 La exigua comitiva se dirigió al templo. Apareció un fotógrafo, el de siempre:

 se enteraba de la celebración de las ceremonias

en el juzgado y sin más se presentaba. Me dirigí a él y lo despedí.

Acudió el sacerdote y los 7 entramos para celebrar la ceremonia.

No hubo música, ni flores, ni luces, ni desfile, ni público, ni invitados, ni arras, ni misa.

El celebrante cambió unas palabras con los contrayentes sobre el matrimonio;

a continuación se pronunciaron las palabras del ritual. Así acabó la ceremonia. La duración de la ceremonia

no sobrepasó los 10 minutos. En la sacristía estampamos las firmas del compromiso religioso y civil.

 (había un funcionario del estado). Salimos fuera y buscamos algún restaurante para comer.

 Esto sucedió en la España de 1978.

 Para mí fue una boda posible. Una boda normal hubiera sido demasido penosa. Me falta añadir que mis padres,

que residían en la ciudad, tampoco acudieron.

Hoy, 30 años después, aquel matrimonio permanece unido y ,dentro de lo  posible, feliz.

6- Necesidad de pertenencia

El éxito del hombre como especie se ha basado en la pertenencia a un grupo.

 Ahora, el mero hecho de pertenecer a un grupo,

 nos hace sentirnos bien.

Esta necesidad es atendida espontáneamente por la mayor parte de la gente, de forma que no la añoran,

 no la echan en falta. El esquizoide, en cambio, bien porque no acierta

 o bien porque no le interesa, vive al margen del grupo,

incluso al margen de la familia. Por esto en él sí se desata la nostalgia del grupo,

de ser parte de algo, de ser alguien en alguna parte.

 En el esquizoide la necesidad de pertenencia permanece viva siempre.

7- No ser comprendidos

Mientras el esquizoide es menor de edad, su bienestar es responsabilidad de sus padres y profesores.

Hasta el día de hoy y en espera de mejores tiempos, estas personas vienen soportando demasiadas veces

 la incomprensión tanto de padres como de profesores, tutores y la del propio psicólogo.

 El desconocimiento durante tanto tiempo del fenómeno esquizoide  ha hecho que a estos individuos,

 diferentes a los otros, se les exigiera lo mismo.

Esta situación irá mejorando conforme la problemática esquizoide vaya siendo más y más conocida.

8- Si declaras que eres esquizoide...

...probablemente no te van a comprender.

Alguien sospechará que eres esquizofrénico y otros que lo de tu trastorno esquizoide

delata que eres una persona trastornada.

Y te pueden colgar un sambenito que luego quizá no aciertes a quitártelo.

Así, pues, lo más conveniente suele ser no mencionar la palabra esquizoide y, si tienes que decir algo, 

di que eres tímido o introvertido. [Algo semejante a esto lo tienen los bipolares.

 Si en lugar de usar esta expresión dicen que son  maníaco-depresivos pueden tener problemas]

Página actualizada en Enero 2013   .  Copyright  (c)

V O L V E R